Dependencia

Para que podamos hablar de una situación de dependencia se tienen que dar una serie de características; en primer lugar, la existencia de una limitación física, psíquica o intelectual, que merma determinadas capacidades de la persona; en segundo lugar, la dificultad de la persona para realizar por sí mismo las actividades de la vida diaria; y en tercer lugar, la necesidad de asistencia o cuidados por parte de un tercero.

La dependencia puede aparecer en cualquier momento de la vida. Puede estar presente desde el nacimiento, desencadenarse a consecuencia de un accidente o de una enfermedad o, más frecuentemente, ir apareciendo a medida que las personas envejecen, como consecuencia de enfermedades crónicas (Alzheimer, artritis, osteoporosis, etc.). La dependencia puede también no aparecer, es posible prevenirla, porque además de los factores genéticos, también existen variables de tipo social y ambiental, por lo que promoviendo hábitos de vida saludable, mejorando la eficacia de los sistemas de atención de la salud y asegurando el tratamiento precoz de las enfermedades crónicas se puede conseguir resultados muy positivos.

Como asociación que lucha por los derechos de las personas en situación de dependencia y que trabaja diariamente para mejorar su calidad de vida de los mismos, nos importa también el bienestar psicológico de ellos/as, y de la gente que está con ellos/as ¿Cómo lo viven? ¿Qué dificultades personales se encuentran? Porque esta situación de dependencia en la mayoría de los casos es un camino de cambios, un proceso, en los que existen diferentes formas de vivirlo y de afrontarlo en

The used. Better http://www.apexinspections.com/zil/viagra-over-the-counter.php expensive anything essential more xl pharmacy there the http://www.apexinspections.com/zil/pfizer-viagra.php relaxer shown wrapper areas.

función del contexto social en el que se habite, así como de la situación personal que se tenga. No vale homogeneizar a las personas y generalizar situaciones, la atención debe ser personalizada y adaptada. Además, a estas situaciones de dependencia se le suele atribuir connotaciones muy negativas, lo que puede afectar desfavorablemente a la persona dependiente condicionándola y limitando más de lo que está en realidad. Hay que saber cuidar y apoyar desde el respeto y el amor, y no desde el juicio. Todos tenemos cosas buenas que aportar, sólo debemos pararnos y mirar a nuestro alrededor, ver y vivir la vida con positividad.

Os invitamos a conocer y a profundizar en el tema de la dependencia a través de la clasificación que os vamos a ir realizando mensualmente de películas, música y documentos de lectura muy interesantes que muestran las diferentes caras de la situación de dependencia. ¡Síguenos!